Archivos para Alfaguara Infantil y Juvenil

Zamuro

agosto 25, 2014 — 3 comentarios

Scanned Document

Comencé este libro hace casi tres años, a mediados de 2011, en un momento en el que había decidido que la vía digital era la única posible, si quería publicar un libro de mi autoría. Las editoriales venezolanas estaban pasando un momento crítico, marcado por la reducción de las ventas y las restricciones provenientes de políticas gubernamentales. Lo triste es que, lejos de mejorar, estos tres años han visto un agravamiento de la situación. En la Venezuela actual, que un autor logre ver un libro suyo publicado en papel, por una editorial privada e independiente, raya en lo milagroso.

Con ese panorama en mente, trabajé durante todo el año 2012 en completa soledad, escribiendo la historia y boceteando las imágenes.

No siempre fue un zamuro. Las primeras apariciones sugerían un ave de color negro, tal vez un tordo o posiblemente un cuervo, tal como se ve en los bosquejos.

Scanned Document

La idea del zamuro se fijó cuando comencé realmente a escribir el cuento. En un principio la historia se fue desarrollando de un modo vacilante, pero en cuanto me sumergí en su escritura las ideas comenzaron a llegar. El final vino relativamente pronto, mucho antes de que estuvieran desarrolladas otras instancias del cuento.

Siempre concebí las imágenes en blanco y negro. Tras unos ensayos, decidí que haría las ilustraciones a mano, empleando una técnica absolutamente tradicional: el dibujo a tinta, usando tramado para las sombras. Las ilustraciones de Zamuro parecen grabados al aguafuerte.

zamuro 6.indd zamuro 6.indd zamuro 6.indd zamuro 6.indd zamuro 6.indd

A mediados de 2013, me contactaron de Alfaguara Infantil y Juvenil Venezuela. Querían saber si tenía algún proyecto que pudiera servir para las novedades de 2014. Les conté de Zamuro, que se encontraba por entonces a medio camino, y les envíe una sinopsis y parte del material ilustrado que tenía. Les gustó y, con la nueva perspectiva de mi libro publicado en físico, me dediqué a terminar el libro, en la fecha prevista para hacer una promoción efectiva.

Zamuro es mi ópera prima, mi Opus 1. Tal vez parezca una consideración arbitraria, ya que llevo años metido en esto de la ilustración infantil. Pero es mi primer libro como autor e ilustrador (esta diferenciación me resulta en realidad odiosa: los ilustradores también son autores). Queda el antecedente de mis cómics, siempre escritos e ilustrados por mí, publicados principalmente en los años ochenta, y esporádicamente en los noventa y en este siglo.

Con Zamuro me pasa lo mismo que he vivido cada vez que me ha tocado abordar un trabajo creativo exigente: en retrospectiva, recuerdo con placer el desarrollo, el proceso. En cuanto al resultado final, me queda la sensación de que hay cosas que pudieron mejorarse. Con las imágenes me sucede menos en este caso: me sentí siempre en control de medios y recursos. Respecto al texto, aquí y allá saltan unas pocas frases que merecían una relectura, una última revisión después de la que ya había considerado definitiva. Sin embargo, creo que es allí cuando el ilustrador, experimentado y que sabe narrar cosas con imágenes, le tiende una mano al escritor imberbe, y entre los dos logran un resultado basado en la suma, en el hecho de resultar complementarios: el libro álbum.

Mi próximo libro, en el que ya me encuentro trabajando, será mejor.

Addendum: Zamuro tiene reimpresión en 2015. Esto permitió incluir las correcciones necesarias y pulir aquí y allá los textos donde hacía falta.

Anuncios