En resumen…

enero 5, 2012 — 1 Comentario

El año que acaba de terminar ha sido tal vez el más gris respecto a mi producción como ilustrador infantil freelance. Ganas y proyectos personales no me faltaron nunca. Pero el panorama de las editoriales privadas dedicadas a la literatura infantil en Venezuela es cada vez más desesperanzador. Algunas, las más pequeñas, han cerrado, otras se encuentran en un estado casi vegetativo, tratando de vender el stock muerto que tienen en los depósitos, sin ninguna publicación en vías de ser impresa. Las razones de esta situación son diversas, pero la política de desestímulo gubernamental a la actividad editorial privada es evidentemente la principal causa.

Este es el resumen de mi record personal en cuanto a proyectos no publicados:

2 libros ilustrados, terminados en cuanto a diseño y portada (me encargué de esa parte también) preparados para su salida a imprenta… y engavetados por la editorial hasta nuevo aviso. Deberían haber salido a la calle en 2010. Ambos representaron mi mayor esfuerzo creativo durante los años 2008-2009. Mis relaciones con la editorial tampoco quedaron en buenos términos, básicamente por un tema de regalías por un libro anterior (y por otras menudencias), así que dudo sinceramente que estos dos proyectos alguna vez lleguen a ver luz en los estantes de las librerías.

1 libro escrito e ilustrado por mí. Habría sido mi primer proyecto personal salido a la calle. Este libro-álbum tuvo varios arranques en falso, así que pude revisar bien la historia, y de hecho la reescribí tres veces. Respecto a las imágenes, quedó en etapa de bocetos. Retomé el trabajo por última vez a mediados de 2011, pero ya entonces estaba casi convencido de que el proyecto se quedaría huérfano de editorial, cosa que en efecto sucedió.

Lo de las publicaciones abortadas no es nuevo para mí, ya que en el pasado lo viví con la revista de cómics Clips, muerta de un golpe seco justo después de ser publicado el número 8.

No es fácil, nunca lo ha sido, publicar cosas por vía independiente en nuestro país. Y tratar de buscar apoyo de algún grupo editorial o financista casi nunca rinde frutos, y de llegarse a lograr algún acuerdo es a costa de sacrificar libertad creativa.

Este año que acaba de terminar maduré una decisión: mi futuro como ilustrador estará en los espacios abiertos de Internet. Hacia allá van todos mis esfuerzos. Hace poco leí un artículo que hablaba sobre la conveniencia de eliminar intermediarios, como un medio para alcanzar efectivamente las metas que uno se plantea. No necesito la aquiescencia de un editor, o la disponibilidad o solvencia de una editorial, para publicar en la red contenidos creados por mí. Mi contacto con posibles lectores es directo, y se ve exponencialmente aumentado al usar este canal de difusión.

En meses venideros comenzaré a publicar cosas. Aún no decido si colgaré los pdf en alguna página personal. La opción de Issuu me resulta atractiva.

Veremos.

Anuncios

Una respuesta para En resumen…

  1. 

    Buena esa Walter, Internet es la vía. Cuenta conmigo para la difusión de tu trabajo. Un abrazo grande.
    EDO

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s